Monday, July 9, 2007

°oO° El pedo: recuento de una vida de placeres... ¿prohibidos? °Oo°


Sí… se está dispersando… no lo podemos controlar… miramos hacia ambos lados… no hay escapatoria… se acerca a la masa de gente… y aunque no lo vemos, sabemos que está ahí… acechando… pensamos. Rápido, hay que hacer algo. Ventana a lo lejos. Caminamos a pasos agigantados hasta ella. La abrimos pero a lo lejos se escucha: MMMMMMMMMMMM QUIEN FUE???? E instintivamente miramos a nuestro alrededor con ojos acusadores (nota mental: espero que no se me paren al lado, que no se me paren al lado por favor porque si no se dan cuenta). Sí queridos lectores, quién no ha tenido que pasar por esos momentos de extrema incomodidad, sudando gotas gordas debido a los nervios de que alguien se de cuenta de lo más obvio: hemos liberado un gas al mundo y no queremos hacernos cargo. No puedo hablar de este tema sin antes mencionar algunos de los tipos de gases, o más vulgarmente llamados “pedos”, así como también de situaciones embarazosas y graciosas.
Pero… ¿Qué es lo que hace que nuestros gases huelan tan mal y nos hagan pasar papelones frente a personas que a veces ni siquiera conocemos? Un gas está compuesto, entre otras cosas, de pequeñas medidas de ácido sulfhídrico, por lo tanto, cuanto más rica en sulfuros sea nuestra dieta, más van a apestar nuestros gases. Nunca se fijaron que después de comer esa rica ensalada con huevo, o de mandarnos esa poderosa hamburguesa de MacDonald’s llegamos a casa y ni nosotros aguantamos el olor? Sí… las carnes, el huevo, y otros alimentos que nos gustan mucho y que comemos regularmente literalmente fermentan en nuestro estómago y luego de pasar a estado gaseoso inundan nuestro ambiente con ese olor característico…

¿Mortal y silencioso o sonoro e inodoro?

Se ha creado un mito a través del paso de los años que ha sido desmentido numerosas veces, y no me avergüenza decir que he testeado esta teoría, y que los resultados que obtuve prueban que este mito es una falacia. El mito popular establece que mientras más ruidoso sea el pedo, más oloroso será éste, cuando en realidad el ruido con el que es liberado de nuestro cuerpo es inversamente proporcional al olor con el que es liberado. Es decir, si liberamos un gas en el ambiente con un ruido estrepitoso, lo más probable es que éste no sea uno de intenso mal olor. Sin embargo, son los silenciosos los que son mucho más peligrosos. Analicemos el porqué: como ya sabemos, el origen de los gases puede provenir del aire que tragamos durante el día, entre otras razones. Cuando la cantidad es muy grande, por ejemplo cuando tomamos gaseosa o soda, el volumen de gas es grande, lo que hace que el flato salga con fuerza y mucho ruido pero (aunque no siempre) sin olor. Ahora bien, a veces los gases pueden provenir de la fermentación bacterial y son éstos los gases que nos dejan diciendo “uuuuuhh guarda que salió calentito!!”. Sí señores, son estos los que pueden lograr mover una masa de gente en un boliche, colectivo, tren o de la fila en el banco. Clarifiquemos con ejemplos: estamos en un ascensor con capacidad para 10 personas. El ascensor va completo y en ese momento, sentimos ese retorcijón… el que sabemos es el paso previo a liberar un gas hediondo… y empezamos a sudar… y pensamos… porqué ahora? PORQUE AHORA??? Y sale… sale calladito… y dos segundos después nos encontramos mirando a quien está a nuestro lado… sí… todos sabemos que lo hemos hecho… “cómo pudiste??” acusamos a nuestro amigo vecino… quien nos devuelve esa mirada de “a mi no me mires porque no tuve nada que ver”... lectores... muchas veces hemos vivido situaciones poco amigables... dejemos de lado el ejemplo del ascensor... como bien dije antes, existen diferentes tipos de gases, he aquí sólo algunos nombres y ejemplos de los muchos existentes ahí afuera...

EL PEDO MAÑAÑERO: mmm si... debería decir... uno de mis favoritos... es el que se viene acumulando durante toda la noche... y a la mañana... uno abre los ojos y.. ahhhhh prrrraaaaaaaaaa... y así sentimos que hemos liberado a los demonios que tomaron posesión de nosotros durante la noche. Nótese que se debe ser cuidadoso cuando se está en la cama con otra persona (con la que acaba de tener una noche de lujuria) con la que no tiene mucha confianza... (ver *EL PEDO EN LA CAMA).

EL PEDO DEL ESTORNUDO/TOS: este es un tipo de pedo muy común. Es el típico que nos sale cuando estamos en una sala repleta de gente a la que no conocemos (o bien puede ser también una sala de reuniones con todos los gerentes de la empresa... algo mucho peor...). Vemos venir el estornudo... y sentimos el movimiento de gases macabros en nuesto interior... glup.. sudor frío... y... achúuuuu/prrrrrrra. En ese instante toda la sala queda en silencio, sólo para que se escuche al unísono el movimiento de todas las cabezas (y sus respectivas miradas acusadoras)... tragame tierra... tragame tierra...

EL PEDO SILENCIOSO: mhm... éste es uno de los peores... porque es el que gestamos y que sabemos que será terrible... apretamos las nalgas... y sentimos el inexorable calor que acompaña a este tipo de pedos... si podemos, nos trasladamos... caminamos frenéticamente en un intento fallido de evitar que no nos siga... pero es inevitable... tal como *EL PEDO LEAL nos acompaña hasta que por decisión propia decide abandonarnos...

EL PEDO ENTRECORTADO: este también es un pedo muy típico... es el que sale "por partes" prr prrr prrrprrrprrr piiiiii sí... este es un pedo muy temido... porque no sólo es liberado estrepitosamente al mundo... sino que además cuenta con una seguidilla que nos deja mal parados donde sea que nos encontremos...

EL PEDO DE SILLA: el pedo de silla es muy común también... es el que tratamos de disimular pero que en la mayoría de los casos no podemos. Tomemos como ejemplo la primera cena familiar en casa de nuestra reciente pareja... él/ella ha decidido presentarnos a su familia... mamá... papá... hermanos, hermanas y hasta un abuelo... buenísimo el puré de garbanzos y el lomo al horno y la ensalada con huevo... que inconscientes... a los diez minutos de haber terminado la cena sentimos el inconfundible BRRRRR BRRRR BRRR en nuestro estómago... nos movemos, nos acomodamos y elegimos la posición que creemos propicia para que nuestro pedo sea inaudible... ERROR... la silla de madera NO es lo mismo que una con almohadón... cuándo vamos a aprender...

EL PEDO DE "VIENTO EN CONTRA": uy... este es el típico que uno dice "y se... me lo tiro ahora... total el viento se lo lleva" maldito Murphy y sus leyes que hicieron que el pedo no sólo vuelva a mí, sino que además lo llevó al resto del grupo de gente que venía haciendo la excursión conmigo... cuidado!!

EL PEDO EN LA CAMA: este es el pedo con el que tenemos que tener más cuidado... si estamos solos, es uno de los más placenteros que existen... pero si estamos en compañía... debemos ser muy cautos a la hora de compartir nuestros pedos... o nunca les pasó que esa personita especial se quedó a dormir y ustedes creyendo que estaba dormido/a liberaron un gas, sólo para sorprenderse cuando el/ella abrió un ojo y dijo: "epa, que pachó?"

"LA BURBUJA": uf... si no habremos hecho éste... tirarse uno slencioso pero mortal y cubrirnos inmediatamente con las sábanas... en invierno nos mantienen calentitos... y en verano... nos fuerzan a levantarnos para no sentir más el agobiante calor... (a veces, y si en compañía) un ventilador ayuda...

EL PEDO LEAL: el pedo leal es nuestro fiel seguidor... aquél que liberamos en una fiesta y que por más que caminemos en busca de tragos o algún amigo en la otra punta del salón no nos dejará tranquilos hasta que EL lo decida... hay que ser muy cautelosos con este tipo de pedos... pueden causar más agravios que la sensación de libertad que nos provoca liberarlos...

2 personas desparramaron sabiduría:

Mariel on July 17, 2007 at 10:40 AM said...

mi querida amiga, por el momento lei este junto a mi vijea y te juro q no paramos de reirnos, ya q se sintio identificada con algunas de las variedades, segui escribiendo xq lo haces espectacular. Te quiero mucho, Ale

Anonymous said...

oye amigaaaa como me has echo cagar de la risaaaa, upsss no se si por ahi tambien me salio uno de esos pedos etiquetados de los que hablas!, pero en serio me he reido, esta muy bueno tu relatooo! te envio besos payasaaaa muahhhh.

Flor (no florenciaaa, o sea tu amiga la ecuatoriana)

 

°oO°eL aGuJeRo NeGro°Oo° Copyright © 2008 Black Brown Art Template by Ipiet's Blogger Template